Hola a todos, empiezo esta aventura de escribir en un blog, os confieso que es la primera vez que lo hago. En esta primera entrada voy a intentar explicaros qué es un Dietista – Nutricionista y hablaros un poco más sobre el origen de Nutricionalment.

Empecemos por el principio, un Dietista  – Nutricionista es (Según la Conferencia de Consenso del Perfil Profesional del Diplomado o Graduado en Nutrición Humana y Dietética) un profesional de la salud con titulación universitaria, reconocido como experto en alimentación, nutrición y dietética, con capacidad para intervenir en la alimentación de una persona o grupo desde los siguientes ámbitos de actuación: la nutrición en la salud y en la enfermedad, el consejo dietético, la investigación y la docencia, la salud pública, las empresas del sector de la alimentación, la restauración colectiva y social.

Como vemos, los dietistas – nutricionistas podemos hacer diferentes funciones, pero normalmente se nos encasilla en solo una: hacer dietas para perder peso.

Me gustaría explicaros porqué las dietas ya no funcionan, de hecho, nunca han funcionado. Una dieta es una pauta alimentaria que diseña un dietista – nutricionista con alguna finalidad concreta sobre un paciente. Normalmente, esa pauta suele estar lo más adaptada posible a la alimentación habitual del paciente (siempre desde un punto de vista saludable). No obstante, por muy adaptada que esté nunca será la alimentación preferida de la persona en cuestión porque cada uno tenemos unos gustos, costumbres y formas de cocinar diferentes. Es decir, se necesita mucha educación alimentaria para llegar a comer bien diariamente sin la necesidad de seguir una alimentación pautada. Y digo yo… ¿no sería mejor empezar desde el principio por enseñar a comer correctamente? Vamos a saltarnos ese paso en el que el profesional impone al cliente lo que tiene comer.

 

Y así es como nació Nutricionalment, hace mucho tiempo (incluso antes de empezar estudiar Nutrición Humana y Dietética) que ya rondaba en mi cabeza la idea de crear un espacio para aprender a comer, en el que no se imponga nada y sea el paciente quien decida por sí mismo lo que quiere comer y los objetivos que quiere conseguir con ello. Y entonces me diréis ¿y si decido comer, por ejemplo, bollería industrial  todos los días? Si decides comer bollería industrial todos los días querrá decir que no estás preparado para hacer un cambio en tu alimentación y que no sirve de nada obligarse a comer sano durante un tiempo si después vas a volver a las andadas.  La siguiente preguntar sería ¿es así como quieres cuidarte?

De esta manera y con esta idea en mi cabeza, me formé en lo que considero que son pilares fundamentales para el éxito en cambio de hábitos alimentarios: Coaching Nutricional y Mindful Eating (en los próximos posts os iré explicando en qué consisten) que junto con la educación alimentaria forman el trío perfecto para conseguir cambiar hábitos de manera eficaz y perdurable en el tiempo. Así pues, la simplificación de todos estos conceptos se resume en Nutricionalment, nutrición y mente.

¡Un saludo a todos y gracias por estar ahí!